22 marzo 2021 · Por Lola Cramazou

Cómo triunfar en tu próxima sesión de brainstorming

El Brainstorming es una técnica creativa, ideada en 1939 por Alex Faickney Osborn, que se basa en la interacción entre los integrantes de un grupo para crear nuevas ideas sobre un tema en concreto.

En los últimos años ha cogido un gran protagonismo como herramienta de trabajo en equipo  que permite que surjan nuevas ideas o soluciones sobre un tema o problema determinado. 

Ayuda a motivar y desarrollar equipos, descubriendo los diferentes perfiles que trabajan a tu lado día a día. Además,  facilita la colaboración, mejora la creatividad y genera una gran cantidad de ideas que pueden resolver problemas futuros. 

Es una herramienta clave para salir de un bloqueo y aporta esa frescura que habitualmente necesitamos.  Pero… ¿Sabes cómo hacer una sesión de brainstorming perfecta? 

Aquí te damos los 5 pasos para triunfar en tu próxima sesión de brainstorming. 

  • Una mala idea también es una idea. 

Valora cualquier idea por salvaje o exagerada que sea. Será más fácil encontrar la solución que más se adapte a lo que necesitas si los participantes no ven coartados sus pensamientos ni se sienten criticados. No critiques y por supuesto, dirígete a aquellas personas que no han hablado. ¡Seguro que tienen mucho que aportar! 

  • Divide y vencerás

Antes de empezar por un tema muy amplio y general, intenta dividirlo por partes y analiza si a través de preguntas pueden salir otras ideas. Por ejemplo: 

¿Por qué la campaña no ha funcionado? Porque no nos dirigimos al público adecuado. 

¿Por qué no nos dirigimos al público adecuado? Porque elegimos mal el tono. 

¿Por qué elegimos mal el tono? Y así sucesivamente. 

Otra opción es pedir a los participantes que apunten un par de ideas en un papel (o documento online) y que después  otros participantes desarrollen las ideas de sus compañeros. 

  • Construye. 

Si quieres alargar aún más las ideas que salen de la sesión, anima a los participantes a que desarrollen, mejoren o enriquezcan las aportaciones de otros. 

Lo importante es que sea una sesión fluida, en la que todo el mundo se sienta cómodo y no haya cabida a sentimientos negativos. Para ello, lo ideal es que sea una sesión de entre 8 y 12 personas como máximo. También es importante limitar el tiempo para no irse por los cerros de Úbeda ya que aunque sea informal, no deja de ser una sesión de trabajo. 

  • Inspírate creando un moodboards. 

Los moodboards o paneles de inspiración son muy útiles, especialmente si tratas de crear una claim o una estrategia de marca o diseño. 

Combina imágenes, colores, texturas, frases… ¡todo te puede ayudar a que las emociones y las ideas salgan a la superficie y fluyan! Esta opción es ideal si estás tratando de crear un nuevo concepto de marca, haciendo un rebranding o realizando un nuevo diseño de producto. 

Puedes optar por un tablero físico (el corcho de toda la vida) o virtual (Pinterest). En ese caso. ¡Prueba a hacer el tablero colaborativo! Las mejores ideas siempre salen pensando en equipo. 

  • Cambia tu entorno físico. 

Cambiar de entorno no solo es divertido, sino también necesario. Te sorprenderá cómo un simple cambio de espacio puede afectar a tu cerebro. 

Elige un espacio amplio, con mobiliario cómodo y equipado con pizarra, pantalla y cuadernos. ¿Qué te parece una sesión de brainstorming en LOOM Huertas situado en pleno Barrio de las Letras? ¿O en LOOM Tapices a 5 minutos del Retiro? ¡Conócelas todas aquí! 

Ten a mano agua, bebidas y café para que las mentes estén despiertas y al 100%. Nuestros hosts LOOM estarán encantados de ayudarte con todo lo que necesites para que la sesión de trabajo sea todo un éxito.

El brainstorming no es sólo una lluvia de ideas, se trata de encontrar el problema conjuntamente y resolverlo entre todos haciendo teambuilding y reforzando la conexión entre las personas que forman los equipos. Por eso es clave que todos los participantes sean espontáneos y se encuentren en un ambiente distendido y relajado en el que las ideas fluyan. 

 

22 marzo 2021