22 julio 2021 · Por Maria Miranda

Las grandes corporaciones apuestan por las oficinas flexibles

Hace unos años los conceptos «coworking», «oficina flexible» o «modelo de trabajo híbrido» eran grandes desconocidos en nuestro país, apenas comprensibles para los valientes emprendedores. Hoy, pandemia de por medio, podemos decir que es una tendencia y además, el modelo del futuro. Tanto es así que las grandes corporaciones, como Powernet, también apuestan por las oficinas flexibles, buscando en los coworkings un modelo que se adapte a sus necesidades.

La empresa Powernet, líder en el sector de las telecomunicaciones y con oficinas en Madrid, Barcelona, Ciudad de México y A Coruña, ha trasladado su sede madrileña a LOOM Torre Chamartín, apostando por el nuevo formato flexible «space as a service».

Con este nuevo servicio, LOOM apuesta por la creación de espacios totalmente flexibles creando «trajes a medida» para las grandes empresas. De este modo, hemos delineado para Powernet una nueva sede en la capital de forma totalmente personalizada, adaptando el espacio de trabajo a las necesidades de su plantilla. Además, Powernet implementará una experiencia de trabajo híbrida, gestionando equipos en remoto y de forma presencial. Todo ello para conseguir la máxima satisfacción y bienestar de sus empleados, mejorar la productividad y sobre todo, retener el talento.

LOOM Torre Chamartín es un espacio de diseño innovador, con gran protagonismo de la luz natural. Un espacio único con amplios despachos, salas de reuniones, áreas de descanso y una espectacular terraza con vistas privilegiadas sobre el skyline de Madrid. 

Con esta apuesta por la flexibilidad, Powernet se beneficiará de todo el catálogo de nuevos productos Ultra Flex que desde LOOM hemos desarrollado en los últimos meses para ayudar a los departamentos de recursos humanos a adaptarse a las nuevas situaciones.

grandes corporaciones oficinas flexibles

La oficina es más que un espacio donde trabajar

Este último año la forma de trabajar ha cambiado radicalmente. Algunos empleados han vuelto a la oficina, otros tienen modelos de trabajo híbrido y otros parecen manejarse a la perfección en el teletrabajo.

Lo que parece ser una verdad para todo el mundo es que el trabajo híbrido ha llegado para quedarse porque las expectativas de los empleados han cambiado y las empresas tienen que apostar por espacios donde la colaboración, el aprendizaje y el bienestar fluyan.

De hecho, según un informe realizado por Microsoft, «Cuando pierdes conexiones, dejas de innovar. Es más difícil que entren nuevas ideas». Lo que está claro es que la oficina es mucho más que un espacio donde trabajar, es un lugar donde relacionarse, innovar, motivarse y crecer.

En LOOM queremos facilitar la tarea al departamento de recursos humanos diseñando espacios y experiencias que fomenten la retención del talento. Y es que en LOOM vamos más del mero hecho de facilitar espacios, queremos ofrecer experiencias que favorezcan el bienestar de los empleados, diseñando servicios a medida que den respuesta a todas las necesidades de emprendedores, startups, o grandes corporaciones.